Ana León Rubio

[ de Algeciras a Estambul ]

Archivo para Bélgica

Brujas, detalles

>> English version

Anuncios

Brujas, canales

>> Englis version

Brujas en invierno

Brujas, cuyo centro histórico es Patrimonio de la humanidad, es la capital de Flandes occidental, a 90 minutos de Bruselas.

Perfecta estampa mediaval, por la que parece no haber pasado el tiempo, muestra su cara más auténtica en invierno, cuando hay menos turistas. La nieve en los tejados, los canales congelados, rincones en calma y ricos olores a comidas caseras condimentadas con muchas especies desde los tenderetes del mercadillo de invierno.

>> English version

Atomium, Bruselas

A diferencia de lo que podemos pensar en un principio, el Atomium de Bruselas no es una escultura, sino un edificio. Diseñado por André Waterkeyn con motivo de la Exposición Universal de 1958, representa un cristal de hierro, con sus 9 átomos aumentados unas 150 billones de veces, algunas de ellas son salas de exposición.

El Atomium mide más de 100 metros y pesa 2.400 toneladas. Realizado en acero y aluminio. Recomiendo visitarlo al anochecer para observar su iluminación noctura; cada esfera tiene incrustada unas armaduras luminosas. Parece la rotación de los electrones alrededor de cada átomo.

Cuesta dinero ascender por su interior por el ascensor y desplazarse entre las diferentes esferas por las escaleras mecánicas. Si no se tiene tiempo para hacer cola de turistas al menos invito a verlo desde fuera. Para llegar se puede ir en metro tomando la línea 1ª en la estación Keysel/Keizel.

>> English version

Gante

Gante está en el Flandes Oriental, en Bélgica. Muy bien situada entre Brujas y Bruselas (a media hora en tren desde las dos ciudades).

Su centro histórico recoge una gran cantidad de monumentos. Desde el puente de San Miguel existen unas vistas magníficas.

Cuando estuve en Gante (enero 2010) todo el centro estaba levantado por obras y la catedral estaba en restauración, por lo que recomiendo no ir hasta, por lo menos, este verano, ya que si no aparecerán en sus fotos las odiadas grúas y vallas. Aún así mereció la pena visitarla.

>> English version

Chocolate en Bélgica

El chocolate, originario del continente americano, fue traido a Europa en el siglo XVI por el español Hernán Cortés, quien probablemente lo tomaría por primera vez en Tenochtitlán, capital del imperio Azteca.

Bélgica es uno de los mayores exportadores de chocolate del mundo y la clave del éxito parece estar en utilizar un elevado porcentaje de chocolate puro. No resulta difícil de imaginar que entre las recetas inventadas por los belgas estuviera el praliné, mezcla de chocolate, avellanas y caramelo.

El chocolate en Bélgica es como una joya; sirve para hacer un regalo, para celebrar algo e incluso para seducir a una persona. Es por ello que existen en Bélgica muchas chocolaterías, cuyos escaparates no distan mucho de aquel de Tiffany’s de la Quinta Avenida de Nueva York donde Audrey Hepburn se tomaba un cruasán y un café en la película “Desayuno con Diamantes”.

Mucho tuvo que ver el Congo Belga (territorio administrado por el Reino de Bélgica entre 1908 y 1960) para que tenga tanta importancia la comercialización de diamantes y de chocolate. Tanto es así que Bélgica tiene registrada con calidad certificada la marca Ambao (que es suajili significa “cacao”) y que se trata de un dulce cien por cien manteca de cacao.

Por otro lado, los belgas son los creadores del gofre, que aunque originariamente no iba recubierto, hoy en día podemos disfrutar de gofres con chocolate, frutas, nata y todo lo que la imaginación nos permita. En Lievevrowbroersstraat, la calle que va desde la Gran Plaza hasta el Manneken Pis, hay muchas tiendas donde se hacen gofres, una tentación tan difícil de salvar como la de las chocolaterías.

>> English version

Gran Plaza de Bruselas

Se trata de una de las plazas más impresionantes del mundo. Sus dimensiones son 100 por 65 metros, y sus orígenes vienen del s. XV.

Debido a que el Senne es un río navegable y llega hasta Bruselas, la ciudad se convirtió en un lugar de comerciantes, y el mercado se situó en esta plaza. Los singulares edificios que la rodean son reconstrucciones en piedra de las casas gremiales, construídas en sus comienzos con madera.

Destaca el edificio del ayuntamiento. Es notable a simple vista su asimetría con respecto a la torre, coronado por una escultura de San Miguel, patrón de Bruselas, venciendo al Diablo. Cuenta una legenda que el arquitecto de la torre, al darse cuenta de su error, se suicidó tirándose desde la torre.

Si es bonita ver la plaza de día, por la noche cobra una atmósfera diferente, con espectáculos de luz y sonido, que hace las delicias de todos los viandantes.

Para aquellas personas que quieran visitar Bruselas, o Flandes en general, pueden solicitar folletos (mapas y guías) que envían de forma gratuita (solicitar con varias semanas de antelación) a la Oficina de Turismo de Bélgica, en su web en castellano y catalán: http://www.flandes.net/

A %d blogueros les gusta esto: